Nueva y definitiva incursión en la historia del juego. Este artículo de mi autoría ha sido publicado en "Enciclopedia Damista" (en portugués), ofreciéndose aquí en su versión española original.

Dicho artículo, titulado "Las Damas y su origen: el fin de las fantasías" se hacía ya necesario.

 

LAS DAMAS Y SU ORIGEN: EL FIN DE LAS FANTASIAS

1.-Introducción
2.-Las pruebas histórico-científicas: necesarias y suficientes
2.1.-Introducción
2.2.-Descripción
2.3.-Prioridad
2.4.-Ausencia de pruebas en contrario
3.-Arqueología y falacias varias
3.1.- Fantasía y mitología
3.2-¿Son Damas estos juegos?
3.2.1.-Introducción
3.2.2.-Senat
3.2.3-Ludus Latrunculorum
3.2.4.-Duodecim Scripta
4.-Como se originó realmente el juego de Damas
4.1.-Alfonso X el Sabio nos sitúa sobre la pista
4.2.-El Alquerque
4.3.-El Ajedrez
4.4.-Lo mejor de ambos mundos
5.-¿Porque se quiere ocultar el origen del juego?
5.1.-Romanticismo
5.2.-Ignorancia
5.3.-Ocultamiento intencionado
5.4.-La inanición española
6.-Conclusiones

****************************************************************************

 

 

1.-Introducción:

El tema del origen e historia del juego de Damas es algo que debería ser conocido y por tanto este articulo ser reiterativo, pero para mi sorpresa parece que una y otra vez y desde teóricos "expertos" a órganos oficiales incurren en tremendos errores (¿?) a este respecto, por lo que se hace necesaria una aclaración definitiva del tema.
En las últimas fechas, para no ir más allá en el tiempo, he encontrado dos nuevas referencias erradas sobre este tema, viniendo ambas de personas que en teoría están enteradas sobradamente de la verdad. Para mi sorpresa la página web de la Federación Portuguesa de Damas (FPD) sigue insistiendo en las fantasías sobre el origen del juego, siguiendo a un antiguo autor; incluso un gran amante del juego, como Francisco Henriques hace referencia poética a ello en su obra "Ao Jogo das Damas" con el comienzo: "Esfinge sibilina envolta em lendas fita-nos hoje como dois mil anos,…."(ED-Septiembre 2002); ¿dos mil años? Estas y otras inventadas suposiciones tendrán debida contestación en este artículo.

Bien es verdad que a pesar de ello no creo que este articulo haga variar la postura de ciertas personas, entidades y culturas, pues no les voy a decir nada nuevo ya que lo saben igual que yo mismo, pero se niegan reiteradamente a admitir la evidencia más absoluta y aplastante como es que el juego de Damas y el Ajedrez moderno son única y exclusivamente invenciones españolas.
Paso ya, después de esta pequeña introducción a exponer el tema.

 

 

 

 

2.-Las pruebas histórico-científicas: necesarias y suficientes


2.1.-Introducción:

Cuando en un estudio serio se pretende desvelar un origen, atribución o creación, los métodos utilizados por la historia y la ciencia, únicos aceptados, son la correcta descripción del campo que se trate y la prioridad en darlo a conocer, o sea, publicarlo.
La aceptación de ambos conceptos es del todo necesaria y admitida sin paliativos como suficiente, ya que en caso contrario todo consistiría en discusiones personales sin fin y con los más disparatados argumentos.
La ciencia es un campo muy serio y formado por personas con mayor amor por la verdad que por su país, y por ello pocas veces hay enfrentamientos o dudas sobre estos temas; cuando existen basta con que una parte esgrima argumentos sin contra posible para que todo el mundo admita la verdad.
Por ello se asume que Leibnitz es el inventor junto a Newton del cálculo infinitesimal e integral, o se concede el invento de la radio a Marconi o el teléfono a Bell, aunque se conoce sobradamente que otros se adelantaron a ellos pero por diversas causas (no tenían los medios para darlo a conocer en el momento, no ocupaban los cargos o lugares adecuados, etc.) no lo dieron a conocer y los ahora famosos se les adelantaron; la prioridad es un tema serio y absoluto, así debe ser.
Por tanto si pretendemos tratar con seriedad el juego de Damas debemos atenernos a estos conceptos, pues en caso contrario estamos admitiendo claramente que es un tema sin importancia y da igual falsearlo, con lo cual sobra todo comentario o indagación.
Este punto de vista parece ser común en personas que se tienen por amantes del juego, ya que no parece interesarles en absoluto la verdad sobre este, solo su propia cerrazón.

2.2.-Descripción:

La descripción del tema tratado, en este caso el juego de Damas, debe contener como mínimo:

1) Campo de desarrollo o tablero de juego
2) Bandos en juego
3) Número de piezas por bando
4) Tipo de piezas
5) Movimientos según tipo de pieza
6) Especificación completa de cada tipo de movimiento(normales, promociones, capturas, etc.)
7) Reglas para el desarrollo del juego
8) Reglas de finalización del juego

A estas consideraciones se pueden añadir otras más, pero ni siquiera es necesario; me gustaría que alguien me diese a conocer si anteriormente a la descripción dada por los clásicos españoles existe otra en el mundo que se pueda equiparar, con la especificación completa de los anteriores puntos y referida al juego de Damas.
¿Quién tiene una prueba en contrario? La respuesta a esta pregunta la sabe cualquier lector al igual que yo: no existe prueba en contrario y ni siquiera una pequeña aproximación a ella.
Por tanto el tema de la descripción está cerrado y no encuentro siquiera necesario seguir insistiendo en ello.

2.3.-Prioridad:

En cuanto a la prioridad es tan abrumadora la primacía española que más bien parece ridículo sacar el tema, ya que tal prioridad es tan enorme que existen muy pocos campos en los últimos siglos ya sean artísticos o científicos, donde se pueda probar tan claramente, con tantos datos y tal superioridad temporal esta incuestionable verdad.
Realmente y a pesar de encontrarme en los inicios de este artículo, me parece absurdo seguir, pues no comprendo cómo alguien en su sano juicio puede dudar ni un momento del origen exclusivamente español de este tema, pero muy a pesar mío y como mostraré en posteriores epígrafes, la ignorancia y la sinrazón parecen haberse adueñado por completo de este tema.

2.4.-Ausencia de pruebas en contrario:

La descripción y la prioridad ya comentadas se basan en la ausencia de pruebas en contrario, ya que de haber existido estas la verdad admitida debería ser lo que ellas señalasen.

Pero aún esto tiene sus límites lógicos; estas "pruebas en contrario" deben ser esgrimidas al mismo tiempo que las demás y demostrar que a partir de ese otro presupuesto se ha llegado al conocimiento del tema, ya que aun existiendo, si no han sido importantes para la propagación o desarrollo del campo que se trate, se consideran inexistentes o simplemente anecdóticas.
Por ejemplo, en el siglo XX se han descubierto tablillas con traducciones de obras perdidas de Arquímedes, en las que se reflejan los inicios de un método de "exhaucción" que contienen ideas para un tipo de cálculo similar al infinitesimal y con milenios de ventaja sobre Newton y Leibnitz, pero a nadie se le ocurre decir que Arquímedes lo ha inventado y ni siquiera poner su nombre al lado de los anteriores o como precursor, pues durante dos mil años esta obra estuvo perdida y no ha tenido ninguna importancia en el desarrollo del mundo y la ciencia modernos.
Por tanto ni aún en el caso de una gran sorpresa que descubriese el tablero, las piezas y la descripción completa del juego en la antigua Babilonia (por ejemplo) se puede dar a estos como inventores, ya que la irradiación moderna del juego se ha dado desde la Península Ibérica, no desde Babilonia.
Lo anterior no es más que un ejemplo, pero diré de paso que completamente imposible, ya que este juego jamás ha existido como tal antes de los siglos XV-XVI y el tema "babilónico" como cualquier otro no es más que un ejercicio mental a fin de mostrar el poder de la prioridad.


3.-Arqueología y falacias varias

3.1.- Fantasía y mitología:

Sobre las opiniones fantásticas de muchos autores en realidad hay poco que decir, solo eso, que son derivadas de su fantasía y deseos de hacer al juego "antiguo", debido a causas psicológicas que nos impulsan a todos; sobre ello trato en la sección "5.1: Romanticismo".
Como curiosidad expondré algunas descabelladas y absurdas suposiciones incluso de autores españoles, que sin prueba ninguna se inventan fantasías muy bonitas pero que a nada conducen a no ser el ocultamiento de la verdad. De paso señalo una característica del pueblo español, sin duda el más "quijote" (para no decir absurdo) del mundo, ya que ningún otro país, con todo a su favor, hubiese supuesto otra cosa que su prioridad y ningún autor inglés, francés, portugués, etc. hubiese dicho jamás nada que no tuviese como destino la primacía de su propio país. ("5.4.-La inanición española")
Como señala Cárceles Sabater en su obra, Ruiz Montero y Garcéz dicen que lo inventó Muscio Scévola, Canalejas dice que Marco Aurelio y Lozano Frau comenta que fue Escipión el Africano (¿?).
El mismo Cárceles señala todo esto como simple curiosidad, al igual que otras opiniones de autores más modernos. Los griegos y según Platón, afirman que el dios Mercurio fue el inventor y Homero ("La Odisea") sitúa a los pretendientes de Penélope jugando a un juego, que según diversos autores es uno u otro de los modernos, sin más apoyo que su propio gusto.

Esto es un error que se repite continuamente; el que alguien juegue a algo ¡no quiere decir que esté jugando a las Damas ni al Ajedrez! Es cuando menos curioso que de forma gratuita estas cosas solo se suponen en el mundo si es para arrebatar la primacía española sobre un tema concreto (¡incluso sobre el descubrimiento de América!) pero jamás se pretende, por ejemplo, quitar la primacía de algo al pueblo inglés (o francés o…,Ver "La inanición española") a pesar de saberse que muchas de sus atribuciones no son tales. Sin ir más lejos muchos de los deportes actuales son atribuidos a los ingleses aunque se conocen prácticas muy parecidas en otros pueblos que datan de mucho más antiguo; lo que los ingleses hicieron fue reglamentarlos y para mí se puede admitir como invención y no lo discuto, aunque ellos y sus países "acólitos" discuten y falsean cualquier cosa que sea española.
Leleux (París 1846) dice que las Damas eran conocidas en Egipto y que hay figuras representando a faraones jugando; esto lo daré debida contestación en las secciones siguientes, aunque el mismo Leleux admite que no se puede precisar bien a lo que están jugando.
Este mismo autor afirma que el "Duodecim Scripta" de los romanos era similar al juego de Damas, afirmación absurda como se puede ver en el apartado que dedico a este juego.
Lo mismo se puede decir de la suposición de Hide sobre el "Ludus Latrunculorum", que dice parecido a Damas pero que en realidad es muy distinto a estas, como se verá en la sección propia de este juego. En fin, nada más que afán de "antigüedad" que lo único que demuestra es la poca preparación y falta de sentido crítico de estos autores.
Credner (¿uno que está en su sano juicio?) afirma que las Damas y el Ajedrez son invenciones españolas del siglo XV, que después se propagaron al resto de los países.
La "historia" reflejada por la FPD es la que Henrique da Cunha da un su tratado, copia de Cárceles y otros (en versión fantasía, claro está, sin señalar en ningún momento que Cárceles la indica como mera curiosidad). Indica que juegos como los ya señalados son las Damas, ridícula suposición que se rebate en apartados siguientes.
Respecto a la aportación española solo señala la aparición de los primeros libros (¿cómo negarlo?) pero señalando inmediatamente que "…la mayor antigüedad del juego de Damas no tiene contestación".
El que estas barbaridades sean difundidas por un organismo oficial del juego da mucho que pensar y nada de ello bueno. Dejo comentarios a este respecto para otras secciones.

3.2.1-¿Son Damas estos juegos?: Introducción:

Como ya he señalado, en su afán de remontar a tiempos inmemoriales el juego de forma artificial, algunos autores han supuesto que determinados juegos eran el juego de Damas; esta "lógica" es la misma que suponer a los egipcios inventores del fútbol por encontrar esferas parecidas a pelotas en sus tumbas o dibujos; en fin, el delirio total.

Pero aun así voy a realizar un repaso sobre los supuestos juegos e inscripciones que se indican como "juego de Damas" (de paso decir que se indican también para cualquier otro juego, vamos, que hace miles de años ya jugaban a todo lo actual) y se verá en su descripción la barbaridad e incluso mala intención que reside en tales "razonamientos".
Los siguientes apartados y su correspondiente descripción de los juegos se basan en las investigaciones más recientes sobre estos, de los cuales se sabe bastante sobre su desarrollo y entorno de juego. Muchos de ellos fueron recogidos en la enciclopedia de los juegos realizada por autores holandeses y de otros países; existe versión española con el título "El mundo de los juegos" (Ediciones Altaya).

3.2.2-¿Son Damas estos juegos?: Senat:


El Senat era el juego más popular en el antiguo Egipto y de él se han encontrado muchos tableros, piezas, etc. Se sabe que es un juego de "persecución" en el que cinco leones y cinco chacales actúan por turnos según la valoración de unos palillos cilíndricos, que al ser lanzados nos dan el número de casillas de avance para el bando en turno. Son una especie de "dados" antiguos.
El tablero y una de sus posiciones posibles es la siguiente:

Descripción: C:\Pagina web\Nueva_Pagina_III\Juegos\Damas\Graficos_Historia\Senat\3_1.jpg

Figura 3.1: Tablero, posición y movimiento posible en Senat


Este es el "famoso" tablero y juego encontrado en Egipto y cuyas representaciones las mentes calenturientas de diversos autores asemejan a las Damas; diversos tableros de este tipo se encuentran en distintos museos. Veamos ahora las también celebres representaciones a las que tanta publicidad se da y debidas también a los egipcios.

Descripción: C:\Pagina web\Nueva_Pagina_III\Juegos\Damas\Graficos_Historia\Senat\3_2.jpg
Figura 3.2: El Faraón jugando con su esposa

Este celebre relieve nos muestra al Faraón jugando con su esposa a lo que diversos autores dicen ser las Damas; solo a la vista de la descripción, popularidad y todo lo relativo al Senat creo que es más que evidente, y debería haberlo sido siempre, que esta representación no es ni más ni menos que el Senat, ni el Ajedrez ni las Damas ni cualquier otro juego.
Incluso se puede ver claramente el tablero de juego, con tres filas y diez columnas que le hacen indiscutible. Las piezas (5 por bando) son representadas en dos tipos distintos, con "cabeza" o base superior, distinta para cada tipo. Es muy conveniente fijarse en esta representación de las piezas, que aclara definitivamente otros grabados.

Descripción: C:\Pagina web\Nueva_Pagina_III\Juegos\Damas\Graficos_Historia\Senat\3_3.jpg
Figura 3.3: El Faraón jugando con el dios Osiris; su esposa expectante.


Esta es otra de las obras tan utilizada para argumentar la "antigüedad" de las Damas, pero vemos claramente que no es más que otra representación del juego del Senat. Aún con la mayor oscuridad del grabado se observa claramente la división de las tres filas del tablero y la igualdad de estas piezas con las de la anterior figura.
La cuestión es tan clara que incluso me parece ridículo seguir insistiendo en ello; ya debe ser bien claro que no hay que hacer ningún caso a esos "expertos" que mantienen tales opiniones, pues cuando menos son fantasiosos e ignorantes y cuando más actúan claramente con el fin de ocultar la verdad sobre el juego.

Descripción: C:\Pagina web\Nueva_Pagina_III\Juegos\Damas\Graficos_Historia\Senat\3_4.jpg
Figura 3.4: Animales jugando al Senat

Por fin llegamos a otra de las tan citadas obras egipcias; el suponer que esto son Damas o Ajedrez no deja en estos momentos (y en los anteriores) de ser ridículo; en principio es "un juego" y finalmente vemos claramente que se trata del Senat, el juego más popular de Egipto, que es el que se representaba; así de simple.
Sin duda el hecho de que esta figura tenga animales jugando es porque el mismo Senat se basa en figuras de animales (que estas sí se han encontrado repetidamente en excavaciones arqueológicas), uno de ellos el león de la figura. Puede que incluso en algunas ocasiones se jugase con distintos animales como rival del león, y aunque por lo general se cree que eran chacales, no es de extrañar que en otras ocasiones fuesen distintos rivales o presas del león, como el antílope representado.
Podemos ver también como el tipo de figuras tienen exactamente la misma forma de representarse que en las anteriores figuras de los faraones jugando, cabeza achatada unas y más sobresaliente otras. Vemos también que son cinco (¡¡5!!) las piezas de cada bando (cuatro en tablero y una en la mano de cada animal), tal y como se jugaba al Senat.
¿Puede haber cosa más clara e indiscutible que esta? ¿Porque se sigue insistiendo en absurdas suposiciones fuera de todo sentido común y de la lógica científica más elemental?
Allá cada uno con su conciencia, pero mantener que estas imágenes puedan tener relación con las Damas, el Ajedrez o cualquier otro juego distinto al Senat es propio de la ocultación deliberada de la verdad, no indicando nada bueno científica y moralmente de quien así lo mantenga.

 

3.2.3-¿Son Damas estos juegos?: Ludus Latrunculorum:

Vamos ahora con otro de los "candidatos" repetidamente señalados; veremos que es otra más de las falacias que sin fundamento ninguno se han querido extender a fin de negar la evidencia.

Descripción: C:\Pagina web\Nueva_Pagina_III\Juegos\Damas\Graficos_Historia\Latro\3_5_1.jpg
Fig.3.5: Una posible posición inicial

Descripción: C:\Pagina web\Nueva_Pagina_III\Juegos\Damas\Graficos_Historia\Latro\3_6_1.jpg

Fig.3.6: Captura de fichas

Descripción: C:\Pagina web\Nueva_Pagina_III\Juegos\Damas\Graficos_Historia\Latro\3_7_1.jpg
Fig.3.7: Movimientos de ficha líder

Este antiguo juego de origen romano fue llevado por estos a muchos lugares conquistados, entre ellos a Gran Bretaña, donde se han encontrado restos varios relativos al juego y conservados actualmente en el "Black Gate Museum" de Newcastle.
Las descripciones más antiguas se remontan a Varo(116-27 a.C) y Ovidio, aunque una de las fuentes que aporta más información es el "Laus Pisonis", poema de Saleius Bassus (siglo I).

Los tableros de juego en que se podía desarrollar Latrunculorum tenía distinto número de casillas, pudiendo ser 7x8,8x8 u 8x9, etc. El más popular era 8x8 pero cuanto más grande fuese el tablero más duraba el juego. Las casillas no estaban pintadas en distintos colores, como los tableros actuales, ya que para el desarrollo de este juego no es necesario.
En principio cada jugador toma 16 fichas, pero de un solo color y distinto para ambos. Tienen además otra ficha denominada "líder" (representada en las figuras con un punto en el centro).
Van colocando por turno dos fichas cada vez en el tablero, hasta poner las 16 cada uno. Se puede situar una ficha en cualquier casilla del tablero que se encuentre vacía. La última ficha por colocar es el "líder" que también sitúan en casa sin ocupar; a partir de entonces es cuando se puede comenzar el juego en sí, con sus movimientos y capturas.
De la anterior descripción se deduce que las posiciones de salida en cada partida pueden ser distintas, pues depende de las elecciones que han hecho los jugadores para situar sus piezas inicialmente. La posición de la "figura 3.5" es una de las muchas posiciones de partida posibles, al haber completado ambos jugadores la puesta de piezas.
En cada turno los jugadores pueden mover una de sus piezas hacia delante, atrás o de lado, pero nunca en diagonal. Una ficha es capturada si el oponente la bloquea entre dos de sus fichas horizontal o verticalmente; si con el mismo movimiento se produce este tipo de bloqueo en varias direcciones, todas las fichas contrarias en dicha situación son capturadas. El jugador que captura tiene además un turno adicional.
Para producirse la captura es obligatorio que el bloqueo se dé por movimiento del contrario, ya que si colocamos una ficha propia entre dos adversarias no es capturada. En la "figura 3.6" vemos que si el negro ha movido la pieza blanca se captura, pero si el turno es blanco y sitúa su ficha entre las contrarias, no es capturada.
El "líder" es la única pieza que tiene la posibilidad de un salto sobre pieza contraria, que nunca pueden ser diagonales. La ficha saltada no es matada ya que esto solo se hace por bloqueo, pero si el salto produce dicho bloqueo en otra línea no diagonal del tablero según lo ya descrito, si se produce la captura. Esta pieza también se puede capturar de la misma forma que las demás.
En la figura 3.7, si el líder blanco ha saltado, no se produce captura de la pieza negra, pero si es turno negro y ha saltado, se produce la captura de la pieza blanca bloqueada entre dos negras, pero no de la pieza saltada.
Gana el jugador que captura todas las piezas contrarias; si por la situación de la partida ya no es posible que uno de los bandos pueda conseguirlo, gana el que más fichas tenga sobre el tablero.
Después de la descripción de este juego ¿alguien puede seguir argumentando que son las Damas? ¿Qué tiene que ver un juego con otro? Sencillamente nada; el "ludus latrunculorum" es un juego muy conocido en los tiempos romanos, pero un juego más, sin relación ninguna con las Damas como se puede ver.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3.2.4-¿Son Damas estos juegos?: Duodecim Scripta:

Paso a describir otro de los juegos que quieren hacerse pasar por Damas, lo cual después de ver sus reglas puede dar lugar a la risa. Veamos:

Descripción: C:\Pagina web\Nueva_Pagina_III\Juegos\Damas\Graficos_Historia\Duodecim\3_8.jpg
Figura 3.8: Tablero y dados del juego


Este juego fue bastante popular en el imperio romano, pero a partir del siglo I fue siendo eclipsado por otros juegos, como la tabula, a partir del cual se desarrolló posteriormente el backgammon.
El tablero se divide en tres líneas de doce casillas señaladas con letras; en origen las letras eran textos de palabras que tenían seis letras cada una. Las casas de las fichas blancas son las seis "A" de la parte izquierda del tablero y las negras las de la derecha. Los números de las casillas indican la cantidad de fichas que pueden estar en ella; el número de fichas es de 30 a repartir entre ambos jugadores.
Existen tres fases: colocar las fichas en el tablero, recorrerlo y retirar las fichas. En las dos primeras fases se lanzan los tres dados y en la última solo uno; según los números obtenidos el jugador puede optar por varios movimientos posibles, con una o varias de sus fichas, hasta el total de puntos. Si por circunstancias del juego no se pueden utilizar todos los puntos obtenidos, no se realiza movimiento y pasa a turno contrario.
En la primera fase de la partida los puntos de los dados se usan para introducir las fichas dentro del campo de "A" propio; cuando un jugador ya tiene las 15 fichas dentro, puede jugar la segunda fase de recorrido del tablero en sentido contrario a las agujas del reloj. Las fichas deben recorrer los grupos "B","C","D" hasta llegar a "E".

Si las fichas están en las casas propias no se pueden capturar y en caso contrario se puede hacer si están solas en una casilla (una ficha) y es alcanzada dicha casilla por una pieza contraria. La ficha capturada tiene que volverse a introducir nuevamente y realizar todo el recorrido; en la "figura 3.8" el negro estaba en "B5" y al sacar en sus dados 1,1 y 2 ha sumado y recorrido 4 casillas hasta "C3" capturando la pieza blanca que allí estaba, la cual tendrá que volver a comenzar el juego.
Las fichas que no se pueden mover son "bloqueadas"; si todas están en esa situación el turno pasa el jugador contrario. Para ir a la tercera fase todas las fichas de un jugador deben haber cumplido las dos primeras, tras lo que estando en "E" se puede proceder a la retirada de una en una, lanzando un solo dado y sacando la ficha si el número obtenido señala una casilla de "E" donde exista pieza del color en turno. Incluso estando en "E" pueden matarse fichas, que deberán iniciar nuevamente el juego y ese color no puede retirar fichas del tablero hasta que nuevamente tal ficha haya llegado a "E".
Gana el juego quien primero saca todas sus fichas del tablero. ¿Alguien puede encontrar parecido de este juego con las Damas? Sin comentarios.

4.-Como se originó realmente el juego de Damas

4.1.-Alfonso X el Sabio nos sitúa sobre la pista:


Fue Alfonso X, gran impulsor de la cultura y aún de la amalgama de estas, quien primero realiza un compendio de los juegos conocidos y practicados en su época, que dio lugar al célebre "Juegos de ajedrez, dados y tablas" publicado en Sevilla en el año 1283.

Descripción: C:\Pagina web\Nueva_Pagina_III\Juegos\Damas\Graficos_Historia\Alquerque\4_1.jpg
Fig. 4.1: Cortesanos de Alfonso X jugando Alquerque (del libro "Axedrez, dados e tablas")

La figura anterior corresponde a una ilustración de dicho libro encargada a los artistas sevillanos y que nos muestra a varios cortesanos jugando al alquerque español.

En tan reconocida obra, única en el mundo antiguo, no se da cuenta ni descripción del juego de Damas que conocemos, lo que nos indica claramente que ni siquiera muy avanzado el siglo XIII se tenía noticias de tal juego y por lo tanto es de invención posterior.
Nada tienen ver otros juegos descritos, el más próximo de los cuales es el alquerque que trataré más adelante, por lo que las suposiciones de si alguno de estos nombres (¿Tablas?) corresponde a las Damas carecen de fundamento. Vuelvo a insistir en el desconocimiento del juego de Damas en tiempos de Alfonso X (por no haber sido aún inventado) y su no descripción en el libro de este.
Esto termina también con la falacia de que el juego de Damas es de mayor antigüedad que el Ajedrez, sobre lo que volveré más adelante.


4.2.-El Alquerque:

Este sí es juego de antiguo practicado en la Península y traído por los árabes, pero al parecer es de procedencia egipcia, al menos sus primeros ancestros. Al parecer el juego que los árabes trajeron se llamaba "quirkat", el cual modificado y cambiado de nombre dio origen al alquerque español, descrito por Alfonso X.
Este es el juego que algunos autores indican "que se jugaba mucho en la Edad Media", pero que no es el juego de Damas. Otra vez vuelve a operar la confusión "jugar con fichas" con "jugar a las Damas", lo que cual es totalmente distinto.

Descripción: C:\Pagina web\Nueva_Pagina_III\Juegos\Damas\Graficos_Historia\Alquerque\4_2.jpg
Fig. 4.2: Tablero y colocación de piezas


El juego se desarrolla en una tablero de 5x5 intersecciones según se observa en la "figura 4.2", disponiendo cada jugador de doce fichas situadas en las posiciones indicadas.

En su turno, un jugador mueve a alguna de las intersecciones vacías y que se encuentren en alguna dirección posible, ortogonal (horizontal o vertical) o diagonal, según los trazos que existan, por tanto desde algunos lugares una ficha podrá tener ocho movimientos posibles, en otros cuatro, etc.
Si en una dirección se encuentra pieza contraria y el lugar siguiente está vacío, podemos saltar esta ficha y eliminarla del tablero; las capturas pueden continuar si al depositar la ficha en su nuevo lugar se da nuevamente la misma circunstancia.
El primer jugador pierde ficha en el movimiento inicial pues tiene que mover al único lugar posible y vacío, el centro del tablero, y por tanto es una desventaja iniciar el juego. Gana el que antes logra eliminar las piezas del adversario.



4.3.-El Ajedrez:

Este juego, por ser muy conocido, no es preciso describirle y por supuesto también es conocido por Alfonso X, que lo sitúa en primer lugar.
El tipo de tablero y piezas es de origen antiguo, probablemente oriental, llegando a España a través de los árabes, desde donde se difundió al resto del mundo. Lo primero que hago notar es que el juego traído por los árabes no es el ajedrez que conocemos, sino el antiguo ajedrez oriental, el cual fue modificado sustancialmente en España originando el ajedrez moderno que se juega en todo el mundo.
Este es otro de los hechos que se trata de ocultar a toda costa, pero la verdad solo tiene un camino. También en el ajedrez las primeras obras escritas (aparte de Alfonso X) son españolas, como el célebre incunable de Lucena, punto de partida del ajedrez actual.
Como es lógico también los primeros grandes jugadores son españoles, el más famoso de los cuales fue Ruy López de Segura, instructor de Felipe II y considerado el mejor jugador de su tiempo.
El antiguo ajedrez es anterior a las Damas, pero seguramente también el ajedrez actual, aunque puede que no por mucho espacio de tiempo; el incunable de Lucena es más antiguo que el Torquemada, pero las fechas son próximas, aunque las aportaciones de uno a otro juego (del Ajedrez a las Damas, ya que en sentido contrario no existen) como es el mismo tablero de juego, indican claramente que el Ajedrez moderno se originó en tiempo algo (aunque relativamente poco) anterior a las Damas.

4.4.-Lo mejor de ambos mundos:

En el estado que se encontraban los juegos después de Alfonso X el Sabio, se tenía por un lado el Ajedrez, cada vez más pujante, y por otro el Alquerque, bastante limitado en su espacio de juego y con tablero en desuso, ya que además era relativamente fácil de jugar para expertos.

Esta es la situación que hizo, en el siglo XV, que el tablero bicolor se impusiera definitivamente y que alguien tuviese la idea de situar las doce piezas del alquerque (para cada bando) en filas opuestas del tablero de ajedrez, cubriendo por tanto un solo color y haciendo que de forma natural se conservase solamente el movimiento diagonal de las piezas, siguiendo con las capturas mediante salto.
Es muy posible que en un principio las fichas fuesen los peones del ajedrez, sustituyendo por pieza superior si se coronaba; la primera descripción gráfica del tablero de juego (Timoneda) representa a las fichas como peones de ajedrez.
En tal situación el armazón del juego ya estaba consolidado, aunque las características que le harían único vinieron después; en primer lugar se introdujo el concepto de coronación al llegar a primera fila contraria, sin duda proveniente del ajedrez moderno.
Posteriormente se dotó a la pieza coronada de una fuerza inusual, haciendo que pudiese mover en cualquier sentido diagonal y con cualquier desplazamiento o captura si esta fuera posible.
Estas dos últimas y geniales aportaciones configuraron definitivamente el juego de Damas.
Por tanto el juego de Damas es el resultado de:

a) Los peones y movimiento diagonal (no los otros movimientos) del alquerque español.
b) La forma de captura mediante salto del alquerque.
c) El tablero de ajedrez
d) La promoción de pieza en otra superior, idea proveniente del ajedrez.
e) Añadiendo los siguientes conceptos:
1) Disposición inicial de los peones en el tablero.
2) Exclusión de todo movimiento no diagonal (utilización de casillas de un solo color)
3) Exclusión de movimiento retrogrado para el peón (en Alquerque es posible)
4) Movimiento largo y en cualquier sentido diagonal de la pieza coronada, con semejanza en el alfil del ajedrez
5) Capturas con pieza coronada mezcla de dos conceptos:
4.1) El movimiento largo tipo alfil
4.2) El salto tipo Alquerque
4.3) Libertad de salto de captura a cualquier casilla posterior libre, no contemplado anteriormente en otro juego.

Por lo tanto el juego de Damas es la conjunción del Ajedrez con el Alquerque español, aumentado con nuevos y revolucionarios conceptos que harían de las Damas un juego único, nuevo y triunfante.
Esta amalgama queda definitivamente establecida en el último tercio del siglo XV, algo posterior a la creación definitiva del ajedrez actual.
Estos son los hechos irrefutables que señalan no solo la creación del juego, sino también sus claros orígenes e incluso las fechas en que este apareció definitivamente, lo que como hemos visto poco tiene que ver con las fantasías que se pretender perpetuar.

 

 

 

5.-¿Porqué se quiere ocultar el origen del juego?

5.1.-Romanticismo:

Dentro de este apartado se encuentran autores en general bien intencionados, pero con una tal confusión que les impide ver que las ideas que expresan se contradicen unas con otras, siendo totalmente incompatibles.
Entre ellos se encuentran autores españoles, como el mismo Dr. Lafóra, que en su sección del diario "La Provincia" dice que "…El juego de damas es más antiguo que el ajedrez tanto que hay quien opina que en el sitio de Troya ya se jugaba y su introducción en España se atribuye a los árabes".
Dicho esto y solo unas pocas líneas después escribe lo siguiente: "…el juego de damas, de origen español se llamó de damas ¡¡a la francesa!!. Debido a esto nació nuestro deseo de reivindicar para España esta propiedad…".
Lafóra, en su entusiasmo por el juego, no acierta a comprender que ha expresado dos ideas seguidas totalmente incompatibles, pues es imposible que el juego sea tan antiguo y después decir que es español; una cosa u otra, si es antiquísimo no es español y viceversa.
La cuestión es que él sabía la historia real y creía acertadamente que el juego era español, pero el ansia de hacerlo "muy antiguo y por lo tanto importante o con halo de misterio" parece vencer en ocasiones a estos románticos del juego.
En el libro "Las Damas: Ciencia sobre un tablero" (Govert Westerveld) el prólogo es escrito por otro experto bibliógrafo español, quien comete el mismo error, diciendo: "…una cosa hay que dar como cierta, por coincidir todos los autores: el Juego de las Damas es anterior al Ajedrez y este es antiquísimo".
Después de tal comentario se empeña en defender la españolidad del juego, con enfado incluido respecto a otras culturas, que según tal prologo "…nos plagian las técnicas y los lances y el juego le presentan como propio…Para disimularlo desvirtúan y adulteran el juego, cada nación introduce las variantes que le viene en gana…y todos modifican las leyes tradicionales y la numeración del tablero, como si se hubieran puesto de acuerdo para la infidelidad y el desagradecimiento".
Estoy muy de acuerdo con lo anterior, pero yo me pregunto ¿cómo es posible esto si el juego es antiquísimo? En tal caso, no existiría plagio, infidelidad ni desagradecimiento hacia "nuestro" juego, pues no sería tal, sino algo de no se sabe dónde y España solo sería una cadena más de la transmisión del juego, pudiendo haber sido igual de "desagradecidos" con la antigua cultura que realmente lo originó.
Como se puede observar, las contradicciones y la incoherencia es total entre los románticos, entre los que existen muchos más casos.
Otro de estos casos es el de Francisco Henriques, sin duda uno de los mayores enamorados de este juego, poeta y bibliógrafo, en el que los conceptos imaginativos parecen haberse impuesto a los racionales, como se refleja en la obra poética que he citado en la "Introducción" de este articulo y en la que ya de comienzo atribuye "dos mil años" al juego de Damas.

Debo hacer notar que para más estupefacción, estos románticos son las personas que mejor conocen la historia del juego, estando en muchos casos en poder de extensas bibliografías y documentos, incluso únicos. Como se puede ver, el poseer información no es suficiente para deducir realidades de ella, pues nuestros propios deseos parecen influir más decisivamente que los hechos.
Otro tipo distinto es el que llamo "no sé, no contesto". Este es una persona, que tiene todos los datos para deducir la verdad, pero que en vez de hacerlo se limita a asegurar que "…lo único que se puede argumentar es que antes de tales datos no se conoce nada".
A este tipo pertenece el mismo Cárceles Sabater, quien en su obra argumenta: "Muchas opiniones se han emitido respecto al origen del juego de Damas; pero en realidad no existen pruebas que las justifique, y, solo a título de curiosa información, voy a transcribirlas", pasando seguidamente a relatar las fantasías sobre el juego.
Poco después sigue: "Por mi parte añadiré que durante la dominación árabe se cultivó este juego en España con verdadero entusiasmo…, pero respecto a su origen no existen datos concretos de ninguna clase".
Ante esta falta de capacidad científica y critica, no hubiese estado yo muy tranquilo en caso de que me hubiese tenido que tratar alguna enfermedad tan venerable doctor.
En primer lugar comete el error de creer que se jugaba en tiempos árabes sin tener ni un solo dato que lo corrobore, sino todo lo contrario; este error es el que se comete tomando el Alquerque (que sí jugaban los árabes) con las Damas, que nunca excepto en los tiempos actuales han sido jugadas por los árabes, como es el caso de Argelia. Parece ser que el hecho de "mover fichas" hace creer a los fanáticos de las Damas que todo lo que cumpla ese requisito son las Damas; supongo que con la misma "lógica" lo pensarán los jugadores de Parchís, por ejemplo.
Pero aún más grave es lo segundo y más viniendo de alguien teóricamente culto; este hombre no percibe que precisamente el que no exista ni un solo vestigio anterior a cierto momento lo que implica es que ¡¡tal hecho se produjo en ese momento!!
En vez de esto, simplemente deja el tema como indefinido; sin duda era otro "atacado" por el deseo y síndrome de la antigüedad, pero no se atrevía a reconocerlo explícitamente. Cualquier persona con el más simple sentido común comprende que si antes de 1905 no existía la "Teoría de la Relatividad" y después sí, es prueba inequívoca de que se dio a conocer y por tanto empezó a existir en ese momento, no de que "..quizá sea de hace tres mil años pero no tenemos datos…".
Sin más comentarios.

5.2.-Ignorancia:

En el mundo moderno, digamos en los dos últimos siglos al menos, la cultura española no ha sido de gran trascendencia en el orbe, suplantada casi de forma total por la anglosajona.

Es precisamente en estos tiempos cuando el desarrollo de la ciencia y de los medios de comunicación se ha hecho cada vez más importante, pero muchas culturas, entre ellas la española han quedado fuera de estas revoluciones perdiendo importancia a pasos agigantados.
Eso ha hecho que en los círculos culturales mundiales solo haya existido con referencia al arte, pero jamás respecto a la ciencia o al poder mediático, por lo que se supone que pocas cosas importantes podían salir de España y en segundo lugar, su falta de presencia en los foros mundiales ha dejado sin voz para poder reivindicar o dar a conocer nuestra cultura, que ha sido manejada y tergiversada por otras.
La ignorancia del resto del mundo respecto a la cultura española es tal que no dudo que los ciudadanos de muchos países tenidos por cultos no sepan siquiera donde se encuentra España y mucho menos si ha hecho algo alguna vez, ya que este oscurantismo ha sido fomentado por sus propios gobiernos.
En tal situación no se libran de la ignorancia ni los teóricamente "cultos" de tales países, pues su desconocimiento de lo español es el mismo que el del pueblo llano, o sea, total. Eso es lo que sucede con alguno de los "historiadores" del juego, que no toman en cuenta los datos españoles simplemente porque no tienen ni idea de que existen.
Un caso notable a este respecto y que lo demuestra plenamente es el de Govert Westerveld, holandés radicado hace años en España; en su país de origen era jugador de Damas 10x10 y fue campeón juvenil de Holanda. Antes de venir a España desconocía las obras españolas, pero una vez puesto al tanto de ellas e investigado el tema, no ha tenido la menor duda en concluir lo evidente: que el juego de Damas y el Ajedrez moderno han nacido en España, ni más ni menos.
Gracias a obras de este autor se va conociendo fuera de la Península gran cantidad de datos que estaban totalmente ocultos en otras latitudes; un ejemplo de esto es el reciente libro "Le livre du Jeu de Dames" de los franceses Philippe Jeanneret y Thierry Depaulis, donde a la luz de los nuevos datos no les queda más remedio que admitir como prioritario el origen español del juego.

 

 

 

5.3.-Ocultamiento intencionado:

Lo anterior nos muestra cómo, si los verdaderos datos se tienen en cuenta, no existe gran problema en ver lo evidente, pero estos datos se ocultan por razones políticas y de lucha de culturas.
Por desgracia así es, ya que el mundo ha estado y está actualmente compartimentado en países, alianzas y culturas rivales que intencionadamente ocultan todo lo que de bueno pueda tener su "rival" para hacerlas perder importancia. Esto sucede así incluso entre países vecinos ya que los poderes buscan crear diferencias artificialmente para evitar el acercamiento y así conservar su "parcela de poder".
El juego de Damas o el Ajedrez, como parte de la cultura, son solo algunos de los casos perjudicados por estas actitudes irracionales, no por ellos mismos, sino por encontrarse como tantas otras cosas dentro de la lucha de culturas que se desarrolla y en la que unas intentan ocultar, desprestigiar o simplemente robar sus obras a las otras.

Aunque terrible es así de sencillo y pasará mucho tiempo antes de que una de estas culturas belicosas, como la anglosajona, reconozca oficialmente nada a otra "rival", como la española. Yo mismo he escrito a una muy famosa página web estadounidense referida a las Damas (Checkers) y en la que se da una "historia del juego" de lo más ridícula, grosera y falaz, indicándoles los verdaderos datos e incluso como y donde les podían encontrar y contrastar. Pues bien, esta gente no ha corregido absolutamente nada de sus mentiras e incluso ni siquiera han contestado a mi comunicación; esa es su forma de actuar.
Entre ese ocultamiento intencionado no tengo más remedio que incluir la información "histórica" que la FPD da en su página web, que en este artículo demuestro ridícula; este caso es todavía más increíble que el anglosajón, pues muchas de las personas pertenecientes a esa FPD conocen realmente la historia del juego. Ellos sabrán los motivos que tienen para ocultarla, pero no pueden ser demasiado buenos.

5.4.-La inanición española:

Sobre este tema me limitaré a transcribir lo ya comentado en mi libro “Tratado Hipermoderno del Juego de Damas”, ya que poco más se puede añadir.
Este sí es el principal problema de donde deriva todo el embrollo histórico, pues al ser de dominio público que España no defenderá su primacía en ningún tema, cualquier país o cultura se permite el apropiárselo sabiendo que no tendrá contestación.
Este es un tema ya crónico y son los extranjeros los que de vez en cuando tienen que venir a hacer sentir la importancia de nuestra cultura, como el reciente caso de Kasparov en Salamanca, durante la celebración del quinto centenario del incunable de Lucena.
Es del todo seguro que si las Damas o el Ajedrez hubiesen sido inventados por franceses o ingleses, nadie se atrevería a esgrimir ni la más mínima duda sobre ello, pues todo el mundo sabe que estas culturas  se defienden.

6.-Conclusiones


En realidad poco queda por decir, simplemente que debemos anteponer la evidencia y el sentido común a nuestros gustos o deseos.
Por ello cualquiera que vuelva a escribir sobre este tema, debería indicar los hechos reales y las conclusiones lógicas derivados de ellos o en caso contrario limitarse a no tratar puntos históricos referidos al juego de Damas. Asimismo las personas u organismos que actualmente mantienen posturas erróneas, limitarse a corregirlas o al menos eliminarlas.

 

 

José  Luis González Sanz

Todos los derechos reservados

 

******************************

************************

**********